Entendiendo y viviendo la liturgia: Sacramento de la Redención


Redemptionis Sacramentum (Sacramento de la Redención) es una instrucción preparada por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, en colaboración con la Congregación para la Doctrina de la Fe y describe con detalle como debe ser celebrada la Eucaristía para evitar abusos graves por parte de los obispos, sacerdotes, diáconos, Ministros extraordinarios y fieles laicos. El documento fue aprobada por el Papa Juan Pablo II el 19 de marzo de 2004 siendo la solemnidad de San José y fue presentado por el Cardenal Francis Arinze Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos el 23 de abril de 2004.




Entendiendo y viviendo la liturgia: Oraciones Presidenciales


En la Celebración Eucarística las oraciones que sólo dice el sacerdote se llaman “Oraciones Presidenciales”. Mientras interviene el sacerdote no se canta ni se reza otra cosa, ni se toca ningún instrumento musical.
El silencio forma parte de la Celebración Eucarística. Se le llama silencio sagrado. Especialmente en el acto penitencial, en la invitación de “Oremos”, en las lecturas, la homilía, en la consagración y después de la comunión.



Entendiendo y viviendo la liturgia: Párroco


De acuerdo con el Canon 519: El párroco es el pastor propio de la parroquia que se le confía, y ejerce la cura pastoral de la comunidad que le está encomendada bajo la autoridad del Obispo diocesano en cuyo ministerio de Cristo ha sido llamado a participar, para que en esa misma comunidad cumpla las funciones de enseñar, santificar y regir, con la cooperación también de otros presbíteros o diáconos, y con la ayuda de fieles laicos, conforme a la norma del derecho.




Entendiendo y viviendo la liturgia: Escuchar


Una buena manera para obtener el mejor provecho de la Misa es: Proponerse a escuchar. Recuerda un mensaje o frase que te haya impresionado en el transcurso de la celebración. Puede ser una frase de la liturgia, alguna idea de la predicación, las palabras de un himno o cántico, Después, invita a tu familia a que cada quien comparta lo que escucho, que fue lo que mas le llamo la atención y por qué.




Entendiendo y viviendo la liturgia: Participación en Misa


El Concilio Vaticano II nos enseña que: La participación litúrgica de todo fiel debe ser Plena (que debe manifestarse en nuestro exterior y nuestro interior), Consciente (saber lo que se hace y por qué lo hace), Activa (formar parte sin estar como mudos o extraños espectadores) y Fructuosa (la participación más perfecta que es la comunión).                   Pío XII (en su encíclica Mediator Dei) subraya que la Misa es un sacrificio no solamente interior, sino además exterior, correspondiente a la naturaleza del hombre, ser no solamente espiritual sino además corporal. Es un sacrificio existencial y ritual que supone, como la salvación misma, la cooperación libre y voluntaria de la persona humana. Esta cooperación manifestada en y por la participación física en la Misa, constituye el deber principal y el honor supremo para el cristiano.




Entendiendo y viviendo la liturgia: El altar


El altar es, en la Iglesia, la parte principal: representa a Cristo. Cuando no esta presente el Santísimo Sacramento sobre el altar, cada vez que se pasa frente a él o antes de subir al presbiterio todos debemos hacer reverencia, es decir, inclinación del cuerpo (llamado también inclinción profunda).

Estando en el Templo, hay dos clases de inclinación que debemos hacer: de cabeza y de cuerpo. La inclinación de cabeza se hace cuando se nombran juntas las tres Divinas Personas, al pronunciar el nombre de Jesús, de la Santísima Virgen María y del Santo cuyo honor se dice en Misa.



Entendiendo y viviendo la liturgia: La Misa


Participar en la Misa desde los ritos iniciales (canto de entrada, saludo, acto penitencial, Señor ten piedad, Gloria, Oración Colecta) tiene como finalidad hacer que los fieles reunidos constituyan una comunidad y se dispongan a oír como conviene la Palabra de Dios y a celebrar dignamente la Eucaristía.




Entendiendo y viviendo la liturgia: Sagrado Corazón de Jesús


La devoción al Corazón de Jesús ha existido desde los primeros tiempos de la Iglesia, desde que se meditaba en el costado y el Corazón abierto de Jesús, de donde salió sangre y agua. De ese Corazón nació la Iglesia y por ese Corazón se abrieron las puertas del Cielo. La fiesta del Sagrado Corazón de Jesús es el 23 de Junio.




Entendiendo y viviendo la liturgia: Santísima Trinidad


La Santísima Trinidad (solemnidad del próximo domingo 11 de junio) es Dios Uno en esencia y Trino en Personas. Es el más grande de todos los misterios de nuestra fe y es la que nos distingue de los judíos y de los infieles. La mayor parte de los dogmas dependen de este misterio.