image_pdfimage_print

Es importante saludarse. En la liturgia hay dos saludos: el primero con el signo de la cruz, que es el gran saludo cristiano; el segundo con palabras de fe (Ej. El Señor esté con ustedes). Porque estamos reunidos en el nombre del Señor. Cuando la asamblea no lo comprende el sacerdote se ve forzado a provocar la reacción de los asistentes con un buenos dias, buenas tardes, buenas noches.

Autor: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *