← Regresar

Entendiendo y Viviendo la liturgia: “Amén”

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

“Amén” es una palabra cuyo uso en lengua hebrea es muy antiguo. Desde el punto de vista
etimológico, “amén” es una palabra hebrea que deriva del verbo hebreo “aman”, que se usa
para reforzar o confirmar algo, pues, básicamente, significa: ‘Que conste’ o ‘en verdad’. Esta
palabra no tiene equivalencia en las lenguas occidentales por esto su significado más que
traducirse debe asimilarse como respuesta a algo firme, estable o inconmovible. Es por esto
que la tradición judeocristiana ha mantenido inalterada esta palabra sin traducirla, dado que
cualquier traducción empobrece el sentido original de la palabra, que se usa en relación a lo
sagrado pues, en sentido estricto, sólo se puede decir amén en referencia a Dios.

image_print