image_pdfimage_print
La Cuaresma es el período litúrgico que prepara a los cristianos para la celebración de las fiestas de la Pascua. Es un tiempo de escucha de la Palabra de Dios y de conversión, de preparación y de memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos, de recurso más frecuente a las “armas de la penitencia cristiana”: la oración, el ayuno y la limosna.
La Cuaresma incluye cinco domingos más el Domingo de Ramos y su carácter es fundamentalmente penitencial. Se utilizan ornamentos morados, a excepción del Domingo de Ramos en el que se utiliza el rojo y las solemnidades más importantes en las que se utiliza el blanco. No se canta ni el Gloria ni el Aleluya; tampoco se adorna el templo con flores. La única excepción corresponde al cuarto domingo, tradicionalmente llamado “Laetare” en el que se puede cambiar de color al rosa (mezcla entre el morado y el blanco, por la proximidad de la Pascua).

Autor: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *