← Regresar

Entendiendo y viviendo la liturgia: Lectura del Prólogo de San Juan

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Decreto
Lectura del Prólogo de San Juan.

Muy queridos Hermanos y Hermanas:
En el capítulo cuarto, de la IV Carta Pastoral, les manifestaba mi deseo de que sea leído durante los próximos tres años, el Evangelio de San Juan, con la finalidad de que cada creyente y comunidad descubra en su lectura nuevas luces que inspiren su acción y programación pastoral. Para lo cual, les ofrecí algunas “claves de lectura” que puedan ayudarnos a recobrar, renovar e intensificar la intencionalidad de la acción pastoral caminando juntos detrás de Jesús como discípulos y misioneros.
En el Prólogo de San Juan (1,1-18) se encuentra la síntesis de la fe Apostólica (Cfr Mensaje Juan Pablo II, 3 de junio 1987), centrado en el Misterio de la Encarnación: Jesús es el Verbo, Aquel que Es desde toda la Eternidad, que se ha hecho carne, y nos muestra el rostro de Dios, esclareciendo el misterio del hombre (Cfr. GS 22). Es por ello que, por las presentes letras y con mi autoridad ordinaria decreto que, en todas las misas dominicales del año 2017 a partir del 01 de enero, después de la oración de Post-comunión, se lea el Prólogo del Evangelio según San Juan en su versión Litúrgica. Exceptuando el domingo de Ramos y la Vigilia Pascual.
Encomendamos a Nuestra Señora del Roble nuestro Plan de Pastoral, para que dejándonos penetrar por la Palabra, Luz verdadera que ilumina a todo hombre (Jn 1, 9), podamos llevar a cabo una auténtica renovación misionera.
Dado en la Sede del Arzobispado de Monterrey a los 15 días del mes de diciembre del Año del Señor 2016.

 

Atentamente:
+ Mons. Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey

image_print