image_pdfimage_print

Los gestos y posturas, dentro de la Misa, no deben caer en exageración litúrgica. Lo propio para los fieles es: Sentados, de pie, golpes en el pecho (Yo confieso), inclinación de cabeza hacia adelante (Credo), de rodillas (Consagración), manos juntas (Padre Nuestro) y signarse (al inicio y la bendición).

Autor: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *