← Regresar

Entendiendo y Viviendo la Liturgia – Puerta Santa

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Un aspecto importante del Año Santo de la Misericordia ha sido el acto simbólico realizado por cada peregrino de pasar por la Puerta Santa. En su bula Incarnationis Mysterium el Papa Juan Pablo II declaró que la Puerta Santa: “… evoca el paso del pecado a la gracia de la que todo cristiano está llamado a realizar. Jesús dijo: “Yo soy la puerta” (Juan 10: 7) con el fin de dejar claro que nadie puede venir al Padre, sino por medio de Él. Esta designación que Jesús se aplica a sí mismo atestigua el hecho de que sólo Él es el Salvador enviado por el Padre. Sólo hay una manera de que se abra ampliamente la entrada a esta vida de comunión con Dios: Este es Jesús, el camino y la absoluta salvación. A Él solo se pueden aplicar las palabras del salmista: ‘Esta es la puerta del Señor, donde los justos pueden entrar’ (Salmo 118: 20).”

image_print